A 20 años del “Gracias totales” que inmortalizó Gustavo Cerati

El 20 de septiembre de 1997 en el Estadio de River se reunieron 70 mil personas para vivir “El último concierto” de Soda Stereo. Más de 20 canciones fueron ejecutadas por una de las bandas más importantes de la historia de Latinoamérica, frente a una multitud que se emocionó de principio a fin.

Lee también: ¿Día del Rock Latinoamericano en honor a Gustavo Cerati?

Sin embargo, para los músicos poco había de festejo porque se sentían raros. Charly Alberti recordó el show en una entrevista con La Viola en 2012. “Fue un día muy extraño. Empecé el show muy triste pensando que era la última vez que tocaba cada tema de la banda. No sabía que iba a haber un 2007”, explicó.

El músico agregó que “en un momento pude cambiar la energía y disfrutar del show. En el último recital me puse la camiseta de la Selección Argentina, tuve esa necesidad. El final del show fue raro, nos fuimos a camarines y no saludé a los chicos. Nunca nos peleamos pero estábamos muy cansados de estar juntos”.

Lee también: Mirá el homenaje de No Te Va Gustar a Soda Stereo en el Personal Fest

“La mañana del último show Gustavo se despertó temprano y desde la ventana del living espió a la gente que ya desde el mediodía hacía la cola. Se divertía pensando que nadie ahí abajo se imaginaba que mientras ellos esperaban para verlo convertido casi en un dios arriba del escenario esa misma noche, él estaba ahí enfrente encargándose de las tareas domésticas de su casa”, narró el periodista Juan Morris en una columna publicada en The New York Times y extraída de su libro Cerati. La biografía.

“Su departamento en Argentina quedaba exactamente a cuatro cuadras del estadio y había pensado en disfrazarse y cruzar caminando. Pero la afluencia de público era tan grande que el plan era imposible”, añadió.

Lee también: En el homenaje a Soda Stereo, Zeta Bosio hizo “cantar” a Gustavo Cerati

El momento más emotivo empezó cuando el líder del grupo anticipó “De múscia ligera”. Al final del tema, Gustavo Cerati se acercó al micrófono y se despidió con una frase que quedó marcada en el corazón de todos sus fanáticos. “No solo no hubiéramos sido nada sin ustedes sino con toda la gente que estuvo con nosotros desde el comienzo, algunos siguen hasta hoy. Gracias totales!”, sentenció el músico. El público enloqueció y Gustavo lloró como un niño.

Para alegría de los seguidores, una década después la banda regresó a los escenarios con la gira “Me Verás Volver”. Pero esa es otra historia.

¡Dale play!

Comentarios