Las mujeres pisan fuerte en el rock pesado

La revista Rolling Stone armó una lista con las mujeres que están al frente de bandas nuevas, y otras que no lo son. Diez cantantes que animan la escena del metal, el hard rock, el blues rock, la psicodelia y el stoner en los últimos años. Lo de las chicas en el rock pesado no es nada nuevo: ya en los 60 Jinx Dawson hablaba de satanismo (y hacía cuernitos con los dedos antes que Ronnie James Dio) al frente de su banda Coven, casi en simultáneo con Black Sabbath.

En 2014 se disolvió The Oath pero su cantante Johanna Sadonis no se tomó vacaciones: ese mismo año se juntó con Gaz Jennings (ex Cathedral) y formó Lucifer, grupo que debutó el año pasado con su muy recomendable disco homónimo. Lo suyo es el rescate del proto-metal setentoso con pinceladas de doom.

“Metamórfica es rock, donde cada canción surfea por atmósferas psicodélicas, stoner, space y progresivas”, reza la bio de este grupo argentino formado en 2003 por Alejandra Mariona y Mariela Talento.

Alunah es de Birmingham y, como corresponde, tiene como faro a Black Sabbath. La blonda Sophie Day lidera este grupo que, con tres discos y un par de EPs editados, se muestra como uno de los mejores exponentes del nuevo doom metal.

Atlanta, Georgia, la ciudad que ya nos había acercado a Mastodon, Kylesa, Baroness y otros grandes números de la música pesada, ahora presenta el stoner de Royal Thunder, la criatura del guitarrista Josh Weaver con Miny Parsons en la voz.

Honeymoon Disease -bautizado en nombre de la cistitis que se agarra la gente cuando está de luna de miel de tanto fornicar- es un grupo de Gotemburgo, Suecia, que por música y look parece no haber asimilado el fin de los 70. Jenna Disease se hace cargo del micrófono.

Leif Edling, líder de la influyente banda de doom Candlemass, creó Avatarium como proyecto paralelo en 2013, con Jennie-Ann Smith en la voz. En 2015 editaron su segundo LP, The Girl With the Raven Mask.

Hard rock de raíces bluseras y una frontwoman con personalidad y garganta: eso es Camus, grupo con apenas cinco años de trayectoria y un disco: Mandrágora (2014).

También anclados en el blues fibroso está Blues Pills, agrupación liderada por una gran alumna de Janis Joplin, la sueca Elin Larsson. Editaron su debut homónimo en 2014 y se espera nuevo álbum para este año.

Rock psicodélico, esotérico y -claro- pesadito de la mano de Rosalie Cunningham y su grupo, una de las apariciones más rutilantes de los últimos años. Salieron de gira con Ghost y prometen disco para 2016.

Foo Fighters, Pearl Jam, Velvet Revolver, Led Zeppelin, Queens of the Stone Age: con esas influencias se presenta este grupo de Buenos Aires que tiene a Marian Fernández Cabrera en el rol de vocalista.

Comentarios