El Ed Force One está listo para sumarse a la gira de Iron Maiden en Brasil

Iron Maiden hoy recupera su avión, el Ed Force One, apenas diez días después del accidente que sufrió en Chile. Desde Santiago despegará para unirse a la gira en el aeropuerto internacional Presidente Juscelino Kubitschek de Brasilia (Brasil). Tras el concierto que tendrá lugar en el Nilsen Nelson Arena, el Ed Force One volverá a albergar las más de 20 toneladas de equipo para volar hacia Fortaleza, y posteriormente a Sao Paulo y Nueva York.

El accidente requirió que se reemplacen dos reactores del Boeing 747. Una operación dificultada por las distancias que se tuvieron que recorrer en poco tiempo para transportar los componentes, herramientas y equipo técnico hasta Chile. Cada uno de los motores pesa cinco toneladas y cuesta alrededor de cuatro millones de dólares.

ed-force-one-reparado-pic-2

El Ed Force One está arrendado por Air Atlanta, que inmediatamente se puso manos a la obra con la asistencia técnica de Boeing. El domingo 13 de marzo, un día después del accidente, realizaron una reunión de urgencia para establecer un detallado plan de operaciones.

El jueves, 17 de marzo, un charter de carga Cargolux 747 salió de Luxemburgo transportando dos enormes reactores de reemplazo, que se habían llevado allí desde Hannover (Alemania). El avión hizo escala en el aeropuerto de Stansted (Essex, cerca de Londres) para cargar más suministros técnicos. Desde allí voló hasta Santiago de Chile tras recorrer 12 mil kilómetros.

Los seis técnicos llegaron desde Islandia y desde la base de Air Atlanta en Yeda (Arabia Saudita). En Chile se unieron a los dos técnicos que van a bordo del Ed Force One; Bjorn Bjarnason y Sigurbjarni (Barney) Thormundsson, y a Jeremy Smith, de Rock It Cargo Ltd, que se encarga de supervisar las cargas y los temas de aduanas. A partir de entonces comenzaron los trabajos que han desembocado en la reparación del avión. Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden y piloto del Ed Force One, agradeció a todos los que colaboraron para recuperar su aeronave.

La velocidad y la minuciosidad de esta operación increíblemente compleja ha sido impresionante, por lo que estamos encantados de recuperar nuestro avión. Nos gustaría agradecer a Air Atlanta y a su terrible equipo de rescate por el fantástico esfuerzo y por lograrlo en el tiempo que lo hicieron, y a Boeing, LAN Chile, ACS y Rock It Cargo por su incalculable apoyo. Sentimos que nuestros seguidores en Córdoba, Buenos Aires, Rio y Belo Horizonte no pudieran ver el avión, pero esperamos que se hayan divertido en los conciertos tanto como nosotros. También queremos agradecer a nuestros técnicos que se encontraron el sábado del accidente a la hora de la comida con más de 20 toneladas de equipo en el aeropuerto de Santiago y con más de 60 personas para transportar a Córdoba para que pudieran montar al día siguiente el enorme show que llevamos. La distancia era de ‘solo’ mil kilómetros, pero con el pequeño problema de los Andes en medio. Al final lo consiguieron.

Fuente: Metal Journal

Comentarios