Impuntuales: “¿Qué es vivir si no hacés lo que te gusta?”

Hace casi seis años Impuntuales comenzó a dar sus primeros pasos en la localidad de Jardín América. Al poco tiempo lanzaron de manera independiente su disco debut “Contratiempo” (2013) y dos años después fueron soporte de Ciro y Los Persas, cuando el grupo del ex líder de Los Piojos se presentó en el festival de Budweiser organizado en Posadas.

Lee también: ¡Confirmado! Charly García lanzará su nuevo disco en febrero

En este comienzo del 2017 lanzaron, a través de las tiendas digitales, su nuevo álbum titulado “Cristales Rotos” que próximamente será editado de manera física. La presentación del disco será este viernes 27 de enero en Posadas, más precisamente en Sr Bandeja (Av. Costanera, segundo tramo), también formarán parte del show los chicos de La Barba Joven.

“Impuntuales es un grupo de amigos que toca rock”, declaró el cantante del grupo Franco Benítez en una entrevista exclusiva con Somos Rock. Además, la banda está integrada por Ulises del Valle (Guitarra principal) y los hermanos Cristian Fiege (Batería) y Luckas Fiege (Bajo, Coros).

Lee también: ¿Qué pensará Chizzo? Mirá a Chano cantando un tema de La Renga

¿Cómo encuentra a Impuntuales este nuevo disco?

El disco nos encuentra en el mejor momento en cuanto a madurez musical, nos sentimos muy cómodos tocando juntos. Ya pasamos la barrera de los cincos años, este año cumplimos seis, son muchos viajes, escenarios compartidos, momentos copados y no tanto. Estamos muy maduros como personas y en lo musical.

¿En qué cosas evolucionaron desde la salida del disco debut?

Desde la salida de Contratiempo evolucionamos en muchas cosas, ya pasaron casi cuatro años desde su lanzamiento. En ese tiempo viajamos, conocimos gente copada, fuimos soporte de muchas bandas que nos gustaban. Pasaron momentos que nos unieron muchísimo. Nos conocimos más entre nosotros, compartimos más cosas. Cada uno tomó un rol protagónico en la banda. Por ahí en el primer CD yo tuve más protagonismo en las canciones y los demás no tuvieron tanta participación, pero en este nuevo disco evolucionamos en eso: todos participamos muchísimo en cada detalle de las canciones. Creo que estamos más unidos que en aquel entonces y eso también afecta en lo musical.

¿Por qué “Cristales Rotos” como título del álbum?

El nombre del CD es algo bastante conceptual: los cristales simbolizan una ventana y nuestra idea es mirar más allá de la ventana, romper un molde establecido, por eso la idea de romper cristales. Los cristales rotos que quieren salir de ese molde seríamos nosotros. Como dice una parte de la letra del tema que le da nombre al disco: “romper ese molde tan hostil que suena en mi interior como una canción”, es decir, romper lo que está establecido y salir a buscar lo que te gusta.

La mayoría de las nuevas canciones justamente hablan de ese tema…

Hablan de salir del molde, de romper con lo que está establecido, hacer lo que te gusta no sólo hacer algo por compromiso. Nos pasa a nosotros, estamos en una edad (tres del grupo tienen 20 y uno tiene 24) en la que tenés que decidir qué hacer con tu vida. Te dicen “che andá a laburar, estudiá ingeniería, largá la banda”, me pasa mucho a mí. Casi todas las canciones del nuevo álbum hablan de este tema, pero lo cuentan desde distintos puntos de vista y fueron escritas desde ámbitos emocionales diferentes. Hay dos canciones que se apartan de esta idea y son “Tierra colorada” y “Me voy desprevenido”, el primero habla de Misiones y el segundo es un tema muy especial que se lo escribí a mi abuela que falleció hace poco. Al principio el tema que le escribí a mi abuela lo sentía un poco más yo hasta que el año pasado falleció la abuela de los chicos, entonces el tema se volvió también especial para ellos.

 

¿Y qué les dirías a esas personas que piensan que no se puede vivir de la música?

A la gente que piensa que no se puede vivir de la música, le diría que vayan a decirle que no se puede vivir de vender naranjas al que vende naranjas en la plaza. Que vayan a decirle al que tiene un lavadero de autos que no se puede vivir de eso. Me parece un pensamiento bastante boludo, uno puede hacer lo que uno quiere y tarde, o temprano, te va ir bien. Aparte, si te gusta disfrutas el proceso de crecimiento. ¿Qué es vivir si no hacés lo que te gusta? Prefiero hacer lo que me gusta, capaz no voy a ser millonario pero no quiero llegar a los 40 años y decir “por qué no hice esto”. Me parece que la gente que dice eso es porque tiene miedo de luchar por lo que le gusta.

¿Lograr vivir de la música es uno de tus mayores sueños?

Si, lograr vivir de la música es algo que tengo muy presente. Creo que todos quieren vivir de lo que les gusta. Para mí tocar la guitarra, juntarme a tocar, viajar, es como un viaje de egresados todo el tiempo. Cuando entramos en la sala de ensayo siempre es “viernes a la noche”, por más que sea domingo, por más que esté lloviendo, o que la estemos pasando mal, entrar en la sala de ensayo me cambia la cara totalmente. No quiero hacer otra cosa. Creo que la banda es como una empresa que va creciendo de a poco, es como una marca que se hace conocida, lleva su tiempo. Es un procedimiento que lo vivimos muy tranquilos, a la espera de que algo bueno pueda pasar y ojalá se pueda dar de vivir de la música.

¿Cómo fue trabajar con un productor? ¿Qué cambios notaron?

En el primer CD no trabajamos con un productor, fue algo súper independiente. Ahora tuvimos la suerte de trabajar con Pablo Páez, es un músico de Puerto Rico pero tiene su banda en Rosario, Somnaluba se llama el grupo y está muy bueno, nos ayudó con el tema de las canciones, con el tema de las voces, fue un procedimiento muy diferente a lo que fue grabar Contratiempo. Grabar el primer CD, para mí, fue ir y grabar de una. Antes de grabar le mandábamos los demos, le hacíamos arreglos, viendo que podíamos mejorar pero siempre tratando de mantener la frescura de la canción para que no pierda esa cosa de barrio, esa simpleza que queríamos lograr. Trabajar con un productor nos enseñó a conocer más nuestros temas.

¿Cómo ves al rock misionero en este momento?

La actualidad del rock misionero la veo muy bien, en la lucha como todas las bandas under. Creo que hace falta una banda de rock que surja de Misiones, y que llegue lejos, para demostrar que no hace falta ser de Buenos Aires para que te vaya bien. Hace falta eso para incentivar más a los chicos. Pero la veo muy bien y no sólo en Posadas, hay bandas que conocemos de Puerto Rico, San Ignacio, Eldorado, Iguazú, Oberá. Este viernes tocamos con La Barba Joven de San Javier. Hay muchas bandas, de pibes y de no tan pibes como Rula y los de la Esquina, es gente que está en la lucha como nosotros. Creo que los músicos disfrutamos de este proceso de crecimiento que está teniendo el rock misionero, pero es un proceso del cual se colabora no sólo desde lo musical sino también difundiéndolo. Por ejemplo, Rogelio Martínez hace un trabajo muy destacable con su blog Rock Misionero, con información y videos de bandas, y eso ayuda a la difusión. Ésta entrevista también nos ayuda a difundir un poco más. Creo que lo mejor está por venir para el rock misionero.

¿Qué es el éxito?

Creo que todos vemos el éxito desde un punto de vista distinto, no todos tenemos las mismas ideas o sueños. Creo que el éxito con tu banda es llegar lejos, tocar en los lugares que siempre quisiste, vivir de la música, conocer a los músicos que escuchabas en la radio. El éxito es pasarla bien en lo que estamos viviendo ahora, y ahora estamos teniendo éxito en eso porque estamos tocando, nos pagan por tocar, hay gente que le gusta la banda. El éxito es seguir haciendo lo que nos gusta, el día que paremos es porque no vamos a tener éxito.

¿Cuál es el próximo objetivo de Impuntuales?

El próximo objetivo es seguir tocando, hacernos escuchar, compartir muchos momentos entre nosotros y, poco a poco, tratar de vivir de lo que nos gusta. El objetivo a largo plazo es no dejar de tocar, mantenernos pero sin comernos la cabeza, dejar que vaya pasando.

Por Luis Tuzinkiewicz

Comentarios