“Con los pies en el barrio”: Ciro Martínez reclamó los servicios básicos para el barrio Fiske Menuco

El líder de Ciro y Los Persas se sumó a la campaña que realizó la revista La Garganta Poderosa para reclamar por los servicios básicos para el barrio Fiske Menuco, ubicado en la localidad de General Roca (Río Negro).

“Un León desde el escenario y este Piojo con los pies en el barrio, gritaron con toda la Garganta de Fiske Menuco, contra la manzana podrida de la prensa desinformadora: ¡Agua, luz y gas, ahora!”, fue uno de los mensajes publicado por la revista de cultura villera, en su Fan Page.

Lee también: Las Pastillas del Abuelo: “Apoyamos la lucha de los trabajadores de AGR-Clarín”

El pedido se hizo luego de llevarse a cabo el Festival de la Manzana en Río Negro que reunió a diversos artistas nacionales e internacionales, como Ciro y Los Persas, León Gieco, Luciano Pereyra, Abel Pintos, Márama y Maluma. El evento se realizó el pasado fin de semana y, según La Garganta Poderosa, se invirtieron 9 millones de pesos.

“En plena Fiesta de la Manzana, bien valdría una enjuagada. Pero hace 14 años que no hay agua. O pegarles un golpe de horno. Pero hace 14 años que no hay gas. Apple Fest. Pero hace 14 años que no hay luz. Unas 1500 familias enteras, pero partidas al medio, van recolectando intoxicaciones, fiebre y diarrea, mientras el cartón corrugado contribuye a otro incendio mortal provocado por las instalaciones eléctricas peladas, asadas, quemadas”, relató la revista.

El comunicado completo de La Garganta Poderosa:

“NO, MANZANAS”

De cabos y cabitos, en el barrio Fiske Menuco, mejor ni hablar. Cáscara del fruto podrido que carcomen los gusanos, la Policía rionegrina también está mugrienta, mordida, envenenada. Pues ahora, en plena Fiesta de la Manzana, bien valdría una enjuagada. Pero hace 14 años que no hay agua. O pegarles un golpe de horno. Pero hace 14 años que no hay gas. Apple Fest. Pero hace 14 años que no hay luz. Unas 1500 familias enteras, pero partidas al medio, van recolectando intoxicaciones, fiebre y diarrea, mientras el cartón corrugado contribuye a otro incendio mortal provocado por las instalaciones eléctricas peladas, asadas, quemadas. Suena jugosa, sí, la promesa de la tercera etapa en la obra sanitaria, pero se pone arenosa cuando vemos que todavía no terminaron la primera. Verdes, obligaron a la mensura y los planos por mano propia. Rojas, las economías regionales. Y en el piso, 9 millones de pesos para un festival, mordidos nuevamente por los caídos en la tentación.

Vimos pasar a la serpiente,

cuando se metía en la gobernación.

Comentarios