Dedicado a Soda Stereo: Arrancó “Sép7imo Día” del Cirque du Soleil en el Luna Park

El universo Soda Stereo, de una enorme significancia para dos o tres generaciones de latinoamericanos, entra en una nueva dimensión de mano del Cirque Du Soleil con su espectáculo “Sép7imo Día (no descansaré)”, que se estrenó anoche en un Luna Park lleno donde ofrecerá 70 funciones.

El espectáculo cuenta además con una notable banda de sonido realizada por Charly Alberti, Zeta Bosio y Adrián Taverna, histórico sonidista del trío, quienes tomaron grabaciones de los discos, ensayos, shows y outtakes y le dieron una nueva vida a las melodías, dotándolas de toques inéditos, que forman un componente emocional que le juega a favor del Cirque.

Un año estuvieron trabajando Alberti, Bosio y Taverna “revisitando”, vistiendo y desvistiendo a las canciones del trío que integraron con Gustavo Cerati hasta armar una banda de sonido impecable y que por la fuerza de lo desconocido exige ser sumada en forma urgente al catálogo del grupo.

“Sép7imo Día” tiene protagonistas, pero también la compañía canadiense decidió recurrir al circo y al teatro como universos que mancomunados le permiten ganarle a la frialdad y a los tiranos 3 minutos de un videoclip para contar una historia en cada canción.

Y la tercera pata de esta puesta en sin dudas el público, cubierto y empapado de emoción, con su propia visión del universo Soda Stereo y el significado que la banda tuvo en la vida de cada uno de ellos y en la vida sociocultural de sus países.

En el estreno estuvieron Benito y Lisa Cerati, junto a su abuela Lilian Clark, sentados en el pullman junto a sus tías y primas, rodeados por Alberto y Zeta con sus familias, al igual que el manager Daniel Kon. Mezclada en el público dentro del campo estaba Cecilia Amenábar, ex esposa de Cerati y madre de sus hijos, así como Simón Bosio, el hijo rockero de Zeta, que se paseaba por el lugar.

Fuente: Télam

Foto: @sabatinigabyok

Comentarios