Se viene el DVD de la orquesta que hace tangos escritos por el Indio Solari

La Orquesta Típica de Tango Ciudad Baigón, con 11 músicos y un cantor, desparrama melodías y letras tan oscuras como imprescindibles para sumergirse en el universo del tango actual. El grupo, que cumplió una década de autogestión, debe su nombre al tema de Los Redondos.

Lee también: Chizzo de La Renga: “Nosotros teníamos el ejemplo de Los Redondos”

La celebración fue arriba del escenario con la grabación de un DVD en vivo en Galpón B, el espacio cultural de la banda en San Cristóbal, donde compartieron parte de sus tres discos, con dos tangos escritos por el Indio Solari, y un adelanto de lo que estarán grabando próximamente.

Ciudad Baigón es un proyecto autogestivo. Además de escribir, componer, tocar y difundir sus tangos, la agrupación lleva adelante Galpón B, el lugar donde se presentan y se sienten “como en casa”.

Lee también: Un cantante argentino desafió al Indio Solari con el pogo más grande del mundo

​Cuatro bandoneones (Joaquín Angiolini Pablo Jonisz Nicolás Kornblihtt Ignacio Santos), piano (Hernán Cabrera), tres violines (Gustavo Cabrera Gabriel Gowezniansky Natacha Tello) , viola (Federico Butera), contrabajo (Germán Sánchez) y cello (Martín Baldi) acompañan a la voz de Julián Bruno, que interpreta tangos a lo Solari, además de acompañar recitando algunas composiciones instrumentales.

En octubre del año pasado, la orquesta fue reconocida por su aporte cultural en la legislatura porteña. La palmada local costó pero llegó: antes, concretaron casi una decena de giras por ciudades europeas.

Fue justamente con los vestigios de la admiración ricotera que encontraron su particularidad: Ciudad Baigón fue pionera en versionar temas de Los Redondos en tangos y así lograron que el Indio Solari se sumara al proyecto.

Les dio lo que él mismo describió como sus “dos letras más tumberas” y forman parte del último disco de la banda, Elogio de la oscuridad. Los dos tangos son “Las ventajas de rezar solo” y “Una manera difícil de imitar un gallo”, que incluyeron en sus últimos shows, junto con la versión de la orquesta del clásico ricotero “El arte del buen comer”.

Como supo hacerlo Osvaldo Pugliese, a quien también reconocen como maestro, Ciudad Baigón busca reflejar en sus letras una mirada sobre los días que vivimos. Dos de las interpretaciones más aplaudidas del público fueron “Hacia las cenizas”, un tango sobre Cromañón, y “Nuestra Humanidad”, un tema inspirado en la represión en el Hospital Borda. El cierre, quizás obvio, fue con la segunda letra del Indio: “Una manera difícil de imitar un gallo”.

¿Cómo se generó la relación con el líder ricotero?

Según reconstruyó Hernán Cabrera, director y pianista de la orquesta, Solari los contactó por correo electrónico después de escuchar una presentación en la que tocaron canciones de Los Redondos como tangos.

Tras varios mensajes, se animaron a pedirle “cualquier tipo de participación” en su tercer disco. La respuesta fue inmediata: el Indio mandó las dos letras que hoy suenan en casi todas las presentaciones de la banda.

Foto: Orquesta tipica Ciudad Baigon

Comentarios