“Mi hijo escucha reggaetón, dejó de escuchar rock”

Pil Trafa, líder del emblemático grupo Los Violadores, dialogó con Infobae en los últimos días y reveló detalles del gusto musical de su familia. En su momento, el músico llegó a desafiar a la dictadura con sus letras. Hoy sigue haciéndose oír desde su propia banda Pilsen.

Lee también: “En el día del amigo, Solari está más sólo que Cordera en un pogo”

El tiempo pasó y Enrique Chalar, su verdadero nombre, ya tiene 58 años. Pero sigue inspirado. Pil Trafa acaba de editar un libro, “Más allá del bien y del punk. Ideas provocadoras”, junto al periodista Juan Carlos Kreimer.

Para escribirlo, viajaron a Machu Picchu. Quisieron centrarse en un lugar energético. Luego recopilaron toda la información en un ambiente distendido, para terminar expresando una crítica hacia la falta de rebeldía en la actualidad. El artista sostiene que su generación se alzaba en los 70 para protestar contra la represión del gobierno militar, sin medir las consecuencias.

Lee también: Oficial: Recomendaron suspender el segundo show de La Renga

Según él, “el punk puede ser gente que hace una autogestión. No es esperar que la discográfica o un manager te compre, te conozca. Nosotros empezábamos dando panfletos, pegando los afiches en la calle con mucha censura en contra. Muchos años de sinsabores espléndidos porque era una lucha contra todas las corrientes, contra todos los pronósticos para alcanzar una meta importante que es grabar muchos discos, tener más reconocimiento popular y vivir de lo que nos gusta”.

Además, comentó que “desgraciadamente se estigmatizó mucho el término punk” por asociarse con la violencia y las drogas. “Es un movimiento contracultural muy importante. Es el último movimiento que existió en el siglo XX, y el último en general”, añadió.

Lee también: Piti Fernández habló sobre la participación de Chizzo en su disco

Con respecto a los vicios, comentó que “en una época bebí bastante alcohol, sobre todo cerveza. No llegué al alcoholismo pero bebía duro”. Sobre las drogas, explicó que “no me interesaron nunca. Me parece que la palabra adicto es ser esclavo. Yo no soporto el olor a marihuana. Para mí tendrían que despenalizarla y legalizarla, pero me produce arcadas. No me gusta. Vi cómo quedó gente que cayó en la cocaína. Es un flagelo. Muy horrible”.

Lee también: Mirá las bandas que estarán en el Personal Fest 2017

Además, contó que se considera un papá “bastante ausente. Porque con las giras, a mi hijo lo veía en la cuna y me iba a tomar un avión. Entonces tengo esa cosa de darle todo porque sentí que le quite mi presencia”.

Lee también: Ricardo Iorio sobre “la vuelta” de Hermética

Siguiendo la misma temática, confesó la música que escucha su hijo: “Él escucha reggaetón. Dejó de escuchar rock y para mí eso fue una cosa terrible”. El músico reveló que esa decisión de su hijo le dolió “muchísimo”.

“Pero yo fui un padre a lo bruto porque él me dijo ‘Mirá’, trae su iPad y me hace escuchar el tema ‘Despacito’, y yo le digo: ‘Eso es una m…’. Y él responde: ‘Tu rock es una m…’. ¡Bien que me contestó! Yo me sentí desesperado en ese momento pero está bien, hace lo que quiere. Él está viviendo otra vida. Es otro mundo”, agregó.

La entrevista completa.

Comentarios