“El rockero cree que es un adolescente eterno”

Ella es tan Cargosa presentará el viernes su nuevo disco, La Sangre Buena, en La Trastienda. Habrá invitados sorpresas y un nuevo concepto de show. En el álbum repasan los desacoples grupales, musicales y personales que sufrieron en estos años. Antes del show, algunos de sus integrantes hablaron con Infobae sobre diversos temas.

“Tuvimos unos años internos de mucho conflicto. Entonces, es como un poco la valoración de lo que significa trabajar en un grupo humano y que la cosa fluya de otra manera. Tiene que ver con eso: estar más tranquilos, y justamente habla de la sangre corriendo con otra limpieza y otra velocidad. Es también el deseo de pasar tiempo menos tormentosos”, explicó Rodrigo Manigot sobre el nombre del nuevo material.

Lee también: Polémico: Apareció un video inédito de Callejeros

Sobre los conflictos que vivieron, Rodrigo añadió que “con mi hermano Mariano estuvimos en algunos momentos difíciles y hubo que sortearlos. Fue, volvió, se fue, y estuvo a punto de volver para el disco pero finalmente no lo hizo. Eso implicó muchos desacoples grupales, musicales y humanos. Me hubiese gustado escribir otra cosa, pero yo con las letras suelo ser muy autobiográfico y está un poco reflejado todo el torbellino interno”.

Lee también: Recuperaron el video perdido de un histórico show de Fito Páez

“Como todo el mundo habla de la noche en el rock, bueno, vamos a hablar un poco de las mañanas. Rodrigo está atravesando una etapa como es padre. Se está levantando muy temprano”, manifestó Ildo Baccega sobre la canción “Las Mañanas”.

“También está asociado a este concepto de que el rockero siempre está atrapado en su ‘Pomelo’ interior (por el personaje de Diego Capusotto), donde creés que sos un adolescente eterno. Antes de tener a mi hija, me propuse llevar una vida más acorde a la que tenía”, contestó Rodrigo.

Lee también: “El público argentino le compite el protagonismo al artista”

También se manifestó sobre la vida nocturna de un rockero: “Hemos visto miles de situaciones. Cuando empezamos a tocar en el Interior ya éramos tipos grandes y nos preguntábamos qué hacíamos en los boliches. Realmente tendríamos que haber ido a buscar a nuestros hijos e hijas y no estar ahí, pero estábamos tocando. Independientemente de eso, te pasa mucho que tu oficio o el personaje que vos tenés obliga a creerte que tenés una vida más licenciosa. O que debés cumplir determinado libreto para seguir siendo el pibe que fuiste a los 25 años. Y llega un punto en que la cosa es muy patética. Está en uno. Hay gente que va para ahí y lo respeto”.

Lee también: “Random es mi humilde homenaje a la mejor guitarrista que existió”

En relación al paso del tiempo, manifestó que “es un problema del ser humano desde que el hombre pensó en sí mismo, en su vida. A mí lo que me pasó fue en que un momento dije: ‘Bueno, no quiero seguir viviendo así’”.

Lee también: “Mi hijo escucha reggaetón, dejó de escuchar rock”

Además, reveló detalles de uno de los clásicos de Ella es tan Cargosa. “Hubo una canción que se hizo muy popular en la radio (“Redondel”), que parecía feliz y simpática. Pero encerraba mucho sufrimiento porque no les encontraba la vuelta a mis cosas. Tenía un montón de nudos que no podía desanudar, y como está metida en un estribillo pop, pasa. Pero es una canción angustiante”.

“Cuando nosotros arrancábamos en 2001 y yo escribía las letras. Justo vino todo el desastre: tenía mi casa en ejecución, había sido el mejor vendedor de una firma y me echaron. Entonces me pareció que todo lo que estaba pasando era digno de estar narrado en primera persona, como una literatura del show. Siempre tuve esa sensación de que exponiéndote bien y diciendo las cosas que sentís, podés descargar la angustia y podés ir contando tu vida. Y está todo bien. El problema no es escribir lo que te va pasando, sino poder ir resolviendo en la vida real los problemas que vas teniendo”, subrayó Rodrigo.

La entrevista completa.

Comentarios