Martín Carrizo sobre su enfermedad: “Estoy seguro que le voy a ganar”

El baterista Martín Carrizo explicó públicamente su problema de salud en una entrevista con el programa El Visionario (Canal de la Ciudad). Su relato generó muchos mensajes de solidaridad en las redes sociales bajo el hashtag #FuerzaMartínCarrizo. Carrizo, que hace 10 años trabaja con el Indio Solari, fue declarado con Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Lee también: Andrés Calamaro: “Con Indio Solari tenemos un amor varonil”

Además, el músico contó cómo empezó a trabajar con el ex Patricio Rey: “En un momento me cruzo con el manager del Indio y me comunica que me estaba buscando como ingeniero. Me reuní con él. En un principio me dice para ser ingeniero en su segundo disco, Porco Rex. Le digo que las baterías las grabaría de tal y tal manera y me interrumpe diciendo ‘hablando de baterías es una tentación tenerte acá’”.

Martín también trabajó con Cerati y en otro momento de la nota le preguntaron si Solari le había consultado por el ex Soda Stereo. “Él se encontraba muy preocupado y yo lo veía muy triste cuando Gustavo estaba internado. A través mío, le mandó una carta a Lilian, la mamá de Gustavo. Una vez ella me dijo emocionada ‘Martín estás tocando con el Indio’. Le digo si y me dice ‘que voz tiene el Indio, es nuestro Bruce Springsteen’”.

Lee también: Gaspar Benegas y el futuro del Indio Solari

“Yo cumplí dos sueños, estar con Gustavo y con el Indio. Yo tengo tatuados en mi piel los 70 shows que hice con Gustavo y lo mismo con el Indio. Mi sueño era ser baterista de Gustavo después de Soda Stero. Fue un honor ocupar el lugar de uno de mis maestros como Charly Alberti. Fue el que me dio una visión panorámica exacta de lo que yo quería lograr en una banda”, añadió.

La enfermedad en la previa de Tandil

Era inevitable que a Martín no se le pregunte sobre su enfermedad. El relato en torno a este tema comenzó con la previa del show en Tandil del año pasado, donde él tuvo que armar la lista de temas a pedido del Indio. “Cuando empiezo a programar las máquinas, como ingeniero de sonido, comienzo a sentir una debilidad rara. No podía poner en marcha mi camioneta. Supuse que era por mi cansancio. Soy muy sano, jamás fumé, nunca tomé alcohol, nunca tomé drogas. Y me dije que debía estar estresado, porque me sentía bien. Me acuerdo que estaba acá en la escuela (Martin Carrizo School Of Rock & Arts) y decidí ir a tocar un tema en la batería. No podía tocar. No podía tocar ni un tema y tenía que enfrentar uno de los shows más grandes de la historia del rock. Y encima, a mí, se me ve como potencia. Y todo se me estaba yendo…”, subrayó el baterista.

A pocos días del show del Indio en Tandil, Carrizo ya notaba algo extraño: “Me acuerdo que llego a casa y le digo a Maru, mi mujer, que no sabía qué me pasaba. Me metí en la cama, era un jueves, y me dije que no iba a salir hasta el lunes. Todo el viernes en la cama, el sábado estaba peor, no me podía ni levantar. Todavía no había llamado al médico, me quería reponer con una siesta (risas). Porque me sentía bien, animado, alegre. Llamé antes a Julio (manager del Indio) que a un médico. Aparte le tenía que avisar que no podía tocar, ‘vamos a tener que suspender el show’, pensaba”.

El último show

“Cometo el error de meterme en Internet y veo 160 mil entradas vendidas, toda la plaza hotelera de Tandil alquilada, todos los alrededores alquilados, no había metros cuadrados de tierra para alquilar. ¿Y yo voy a llamar para decir que estoy débil, que no puedo tocar?”, recordó.

“Al lunes siguiente voy a ver a un médico de confianza. Lo primero que me dijo es de hacer un shock de cambio de alimentación. En esa instancia ya me caía al piso. Entre la dieta y la conciencia de que estaba por ver a un neurólogo empecé los ensayos sin que nadie se dé cuenta de mi estado. Para que la producción no entre en pánico. Arrancaron los ensayos fuertes y más o menos pude asumirlo. A Tandil llegué a un 30% y nadie se dio cuenta. A nivel performance di lo que se necesitaba. Fue mi último show. Después no pude tocar más”, agregó.

El diagnóstico y su nuevo sueño

Luego del recital de Tandil, el músico fue revisado por neurólogos y le diagnosticaron ELA (Esclerosis lateral amiotrófica). “Me anuncian que no tiene cura y que a muy corto plazo no voy a poder valerme por mis propios medios. Eso pasó un mes después del show del Indio. Me dicen que si tengo algún sueño por cumplir que lo cumpla ya. Esa buena noticia me pasaron. A casi dos años llegué caminando (para hacer la nota), ustedes me vieron”.

“Estoy haciendo kinesiología, biodescodificación con una psicóloga, estamos tratando de encontrar el nudo de esto. Estoy seguro que le voy a ganar. Por suerte nunca me deprimí. Te puedo decir que estoy en mi mejor momento. Mi sueño es tocar la batería. Me sueño tocando. Me contacto con Dios y todos me dicen que le pida que me sane. Y me sale decirle ‘gracias’”, finalizó.

Comentarios