60 personas fueron echadas de un show por filmar y sacar fotos

Sabemos que muchos artistas están en contra de que sus fans usen celulares o equipos profesionales para sacar fotos y filmar durante los conciertos. Esta particularidad se da principalmente cuando los shows se realizan en teatros. En nuestro país, Andrés Calamaro y Fernando Ruíz Díaz son algunos de los músicos que se sumaron a esta medida.

Lee también: Andrés Calamaro cantó de espaldas al público porque usaban celulares

A pesar de que a veces los artistas mencionados se encuentran con algunos que no respetan su pedido, nunca echaron a los que estaban sacando fotos o filmando. Sin embargo,  a la banda A Perfect Circle no les tembló el pulso para tomar esa drástica decisión.

En una de sus últimas presentaciones, el grupo de Billy Howerdel y Maynard James Keenan decidió echar a 60 personas por violar una de las condiciones para sus espectadores: no realizar fotografías ni videos. El concierto se realizó sábado pasado en el Santander Arena, en Pennsylvania (Estados Unidos). La agrupación se encuentra presentando “The Doomed”, el primer disco que sacan después de 13 años sin lanzamientos.

Lee también: Fernando Ruíz Díaz en contra de las banderas en los shows

El sitio MetalSucks fue el que dio a conocer la noticia. La medida, criticada por algunos y celebrada por otros, se convirtió en un sello distintivo de las presentaciones de Maynard James Keenan. Con su banda Tool, y su proyecto solista Puscifer, también prohíbe el uso de teléfonos y otros aparatos electrónicos.

El gerente general del recinto, David Farrar, confirmó lo sucedido. A pesar del estricto control, un asistente del recital subió fotos en Instagram y Farrar lo elogió. “Eres bueno”, dijo el encargado de seguridad que se jactó de haber desalojado a las personas que no estaban cumpliendo esa normativa.

A Perfect Circle.

A post shared by Freddy X Vasquez (@freddyxvasquez) on

Según Farrar, esta es una vieja política en los conciertos de A Perfect Circle pero sobretodo una manía de Keenan. Así lo ratifica el ticket de un concierto de la banda en agosto de 2011. En la entrada se advierte a los asistentes que están prohibidas las cámaras fotográficas y las grabaciones durante el show.

Comentarios