El fabricante de las guitarras Gibson se declaró en quiebra

El máximo responsable de las guitarras Gibson declaró ayer la quiebra pero con el objetivo de reestructurar la empresa.

En las últimas horas, los amantes de la música se vieron sorprendidos -algunos no tanto- por la quiebra de Gibson. Sin embargo, la noticia no es tan mala. A pesar de los problemas que atraviesa, el fabricante de las guitarras cuenta con el apoyo de la mayoría de sus acreedores para continuar con la compañía.

Lee también: Un legendario músico donó 75 de sus guitarras a escuelas públicas

La empresa estaba en dificultades financieras desde hace meses y enfrentaba un vencimiento de deuda crucial. Antes del 1 de agosto, está obligada a reembolsar, o refinanciar, 375 millones de dólares en bonos.

¿Por qué se llegó a esta situación límite? Todo comenzó cuando intentaron llevar Gibson hacia sistemas de audio para el gran público a través de su filial Gibson Innovations. Esta estrategia comenzó en 2014 con la compra de la empresa de entretenimiento holandesa Philips por 135 millones de dólares.

Finalmente, el grupo decidió dar marcha atrás y enfocarse en los instrumentos musicales y los sistemas profesionales de sonorización, según un comunicado divulgado este martes. Además, Gibson Brands, compañía matriz de las guitarras Gibson, alcanzó un acuerdo de reestructuración con los tenedores del 69% del total de bonos con vencimiento el 1 de agosto y recibirá un crédito de 135 millones de dólares.

“Este proceso será prácticamente invisible para los clientes, que continuarán beneficiándose de productos y de un servicio al cliente incomparables”, subrayó Henry Juszkiewicz, CEO de Gibson Brands.

Lee también: Íconos del rock nacional intervinieron guitarras para ayudar al Garrahan

La compañía tiene sede en la ciudad estadounidense de Nashville y vende más de 170 mil guitarras al año en 80 países. Entre las estrellas que dejaron huella haciendo música con guitarras Gibson están B.B. King, Keith Richards (The Rolling Stones), Jimmy Page (Led Zeppelin) y muchos otros.

Comentarios