“Antes la música comercial era profunda y auténtica, ahora es superficial y descartable”

El próximo sábado la ciudad de Posadas será testigo de un show especial: Country Blues sin cables, como en su mejor época (los años 20 y 30). La cita será en el Auditorio Vicente Cidade (Belgrano y Gral Paz), a las 21:30 horas, y las entradas tienen un costo de $100.

Lee también: Un argentino entre los ganadores para tocar en el festival más maravilloso del mundo

En un formato totalmente acústico, Gustavo Sánchez Haase, guitarrista paraguayo de Blues, y los misioneros Tito Agulla (Guitarra), Maxi Chávez (Armónica) y Jorge Gonzalvez (Tuba y bajo acústico) rendirán un gran tributo a los maestros del Blues, de esa época esencial en la historia de la música afroamericana.

Lee también: El rock reclama que se cumpla con el porcentaje de música nacional en las radios

“La ciudad de Posadas es, hace rato, una casa mía porque estoy tocando todo el tiempo con mi proyecto ‘The One Man Band’. Esto es algo que estamos comenzando como algo alternativo”, explicó Gustavo Sanchez Haase, en una entrevista exclusiva con Somos Rock.

El sábado vas a ser protagonista de un show especial en Posadas. ¿Cómo surgió la idea de tocar Country Blues sin cables en la tierra colorada?

Surgió como consecuencia de dos cosas: primero que es un sueño largamente acariciado. Como yo llevo muchos años tocando Country Blues, Blues tradicional, hace rato tenía el sueño de tocar sin amplificación como se hacía en aquellos años y nos pareció que los mejores lugares eran teatros con muy buena acústica. El Cidade es el lugar ideal para comenzar con este proyecto, he tocado varias veces ahí.

Por otro lado este proyecto surgió como algo alternativo a lo que llevo haciendo hace bastante tiempo, de tocar en solitario con algunos invitados, que es un Blues más eléctrico siempre de tendencia rural y tradicional. Y de juntarnos con amigos de hace muchos años como es el caso de Pili Gonzalvez en la tuba, de Maxi Chávez que es un maestro en la armónica y Tito Agulla que es el pionero del Country Blues en Posadas y un gran amigo.

Todo se dio espontáneamente, llevamos practicando con Tito y Maxi hace tiempo Country Blues y de repente surgió esto. Aparte queremos rendir tributo a los maestros del Country Blues de los años ’20 y ’30 como Robert Johnson, Blind Boy Fuller, Mississippi Fred McDowell, tocando de la manera que ellos tocaban en su época.

Va a ser un espectáculo lindo. Algo novedoso de hacer una mezcla de instrumentos caseros tocando Country Blues, e instrumentos convencionales, tributando a los grandes maestros de este estilo.

¿Cómo eligieron las canciones que formarán parte del espectáculo?

Elegimos pensando en homenajear a los pioneros de cada uno de los estilos diferentes del Blues de esa época. Por citarte alguno, Blind Boy Fuller es el padre del Blues de la costa Este, Mississippi Fred McDowell quien es el padre del llamado Hill Country Blues, Robert Johnson quien es el Rey del Delta Blues, y muchos otros.

Leyendo un poco sobre tu vida, encontré una entrevista en donde afirmabas que la música comercial que escuchabas en la radio, cuando eras adolescente, era muy buena (destacando música disco, soul y R&B). ¿Qué opinas de la música comercial en la actualidad?

Pienso que la principal diferencia entre la música comercial que escuchábamos siendo adolescentes y la música comercial que hoy se escucha es que la música de los ’70, el soul, el R&B, el rhythm & blues, la música disco, el pop, el rock, era mucho más profunda y auténtica. La de ahora es muy superficial y descartable.

La prueba de ello son dos cosas: primero, cuántos músicos se han formado escuchando música comercial de los años ’70 y ’60, músicos de rock, de pop, de jazz. Esa música era tan verdadera que nos remitía a un origen. En mi caso comencé escuchando música comercial y eso me hizo descubrir el rock y luego el blues, y muchos músicos nos hemos formado así. En cambio, no he visto un sólo músico que se haya formado escuchando música electrónica o reggaetón.

La mejor prueba de que esa música era buena es el tiempo. Dicen que la mejor música es aquella que persiste en el tiempo, por eso la música clásica persiste, así como el jazz, el blues, la música tradicional de cada país y muchos otros estilos persisten.

En diciembre del año pasado se realizó el primer festival de Blues en Posadas y en marzo llevaste adelante la tercera edición del Festival Internacional de Blues de Asunción. Pensando en estos eventos y conociendo bien al género, ¿cómo ves al blues en nuestra región?

El Blues en la región está creciendo a pasos agigantados. El ambiente y las actividades son muchísimo más intensas de lo que era 5 o 6 años atrás, nada más. En las tres ediciones del Festival Internacional de Blues de Asunción hemos reunido a músicos de Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Argentina, Brasil, Ecuador, Colombia y, por su puesto, Paraguay. A raíz de este festival se ha generado otro en Paraguay y que el año pasado realizó la segunda edición: Jazz&Blues ParaGuai, organizado por mi gran amigo Claudio Duarte. En diciembre se hizo el Festival de Blues en Posadas, organizado por mi gran amigo Tito Agulla. También tenemos el Festival de Blues en Corrientes.

Aparte hay muchas bandas que han surgido de estos festivales, muchos músicos que han comenzado carreras como por ejemplo Versión Palma Loma de Luque y Big Charlie Blues Band de Ciudad del Este. Tenemos músicos misioneros muy buenos como el caso de Rula (Cancino) que ya viene remando hace 20 años, Cristian Benítez, Marcelo Celestino, Maxi Chávez, Tito Agulla, y muchos otros músicos que están teniendo recital tras recital en distintos bares. También es un fenómeno importante el crecimiento de los bares que dan lugar al Blues, eso sucede tanto en Posadas como en Corrientes, Asunción, Villa Rica y Ciudad del Este.

Esto significa que es un fenómeno en expansión constante. Además, los músicos de Buenos Aires, y otros países, están muy interesados en visitar nuestra región y venir a exponer su arte. Vamos por buen camino.

¿Se viene un evento especial con el armonicista Adrián Jiménez?

Para los que no lo conocen, Adrián es un gran armonicista de Blues, un especialista del Blues de Chicago y un gran amante del Blues tradicional. Tuve el gusto de tocar con él en octubre del año pasado en tres shows en Asunción y uno en el Festival Internacional de Blues en marzo pasado. Nos complementamos muy bien, él haciendo Blues de Chicago y yo haciendo Blues Rural.

El espectáculo de toda la gira, que va abarcar Resistencia, Corrientes, Encarnación, Posadas, va a ser una complementación entre la The One Man Band y el estilo Chicago Blues de Adrián Jiménez en armónica. La noche del último show de la gira, viernes 21 de julio, la vamos a ser en Sr Bandeja y vamos a invitar a todos los músicos de Posadas a compartir escenario con él.

Existen miles de bandas de diferentes géneros que luchan para vivir de la música, ¿qué mensaje les podrías dar teniendo en cuenta que vos alcanzaste ese sueño que muchos persiguen?

El primer gran secreto es la pasión. Si uno no es apasionado por la música, lo hace por hobby o para llamar la atención, realmente está perdiendo el tiempo. Si uno quiere transitar con pasos firmes y seguir adelante tiene que tener esa pasión, tiene que amar lo que hace.

La segunda parte es la más difícil para mucha gente. A esa pasión hay que agregarle una gran dosis de disciplina para practicar, para estudiar todos los días, para elaborar proyectos, para estar tocando puertas, buscando sponsor, para hacer de gestor cultural y canalizar todo el talento.

Por último, algo fundamental y que pocos tienen en cuenta, es cuidarse en la salud. Me refiero a cuidarnos en la alimentación, en el consumo de bebidas o sustancias. Lamentablemente, muchos colegas se perdieron en el tiempo, perdieron sus vidas, su salud, por no cuidarse en ese aspecto. La tentación es muy grande. Uno debe ser serio y metódico con todo lo que hace.

Por Luis Tuzinkiewicz

Comentarios