Bruce Dickinson: “La gente no quiere pagar más por los discos”

En una entrevista a Energy Voice,  el líder de Iron Maiden comparó la peor caída del mercado del petróleo con lo que pasó con el negocio de la música hace quince años (al negarse la industria musical  a adaptarse a los cambios provocados por Internet).

La revolución de música digital comenzó con Napster, el servicio de intercambio de archivos ideado por dos adolescentes en 1999 y cerrado en 2001. Después de ese hecho, la industria de la música nunca se recuperó.

El grupo de presión de la industria musical de grabación Industry Association of America (RIAA), demandó a alrededor de 18.000 personas entre 2003 y 2008 en un intento de disuadir a la gente para que dejara  la descarga de canciones desde sitios de intercambio de archivos.

“No creo que las personas que se bajaban música quisieran robar nada, simplemente estaban entusiasmados al poder tener música gratis. Creo que no llegaron a creerse que tuvieran tanta suerte”, expresó Bruce Dickinson sobre este tema.

“Cuando las discográficas vieron como la gente se descargaba de manera digital la música, no significó que la gente dejase de querer música. Simplemente la gente no quiere pagar más por los discos”, subrayó el músico.

Además, explicó que se paga por la música de otras formas: “Ellos siguen pagando por la música, sólo que diferentes maneras. Ellos compran la camiseta, el ticket del concierto, merchandise, pero la música ya la reciben de manera  más o menos  gratuita”.

“La industria del petróleo es como la industria del disco. Tiene que ver lo que está haciendo. Es un proveedor de energía”, señaló Bruce sobre las petroleras. “Para la industria del petróleo, la gente todavía necesita energía, pero lo van a usar y obtener de diferentes maneras. Si la industria del petróleo sólo se concentra en la excavación  de la tierra seguirá el camino de los dinosaurios”, sentenció.

Comentarios