Corey Taylor pensó que “podría haber quedado paralítico”

El líder de Slipknot pudo haberse quedado paralítico sin darse cuenta. El cantante mencionó que estuvo ignorando los síntomas por mucho tiempo hasta que acudió al médico. Taylor ya había contado que la fractura de cuello que tenía probablemente se remontara a una caída del escenario que sufrió en 1999.

En recientes declaraciones con Revolver, Corey dio detalles de ese episodio: “Lo gracioso fue que yo tenía grapas quirúrgicas en la cabeza de un accidente anterior en el que me había llevado por delante una grúa. Después de esta caída, fui a emergencias para que me chequearan esos puntos, pero no el cuello. Fui tan idiota que ya ni siquiera es gracioso“.

Con respecto al último tiempo, Taylor explicó: “Estaba perdiendo fuerza en mi lado derecho. No tenía equilibrio. Los últimos dos o tres años fueron físicamente raros para mí. Pero en un punto pensás que es sólo porque te estás poniendo viejo”. Pero no. Tenía el cuello roto y no lo sabía, y lo iban a tener que operar de urgencia: “El médico me dijo que la herida que tenía en la columna era 20 veces peor que lo que él había visto en luchadores de UFC. Yo pensé: ¡Mierda, podría haber quedado paralítico!”.

Actualmente la banda se encuentra en plena gira por Estados Unidos, aunque Corey Taylor admitió que quizás se apuró un poco en volver a los escenarios. En los próximos meses tienen planeado hacer una gira en Latinoamérica, esperemos que Argentina forme parte de sus planes.

Comentarios