El Indio se solidarizó con los chicos torturados por la Prefectura y criticó al gobierno

Esta tarde se viralizó un mensaje que el Indio Solari le mandó a la comunidad de La Garganta Poderosa, solidarizándose con los dos jóvenes que denunciaron golpes y torturas hechos por efectivos de la Prefectura Naval, en la Villa 21, en el barrio de Barracas (donde se encargan de brindar seguridad).

Gran gesto: El Indio Solari grabó una nueva canción para una causa solidaria

“Ante el silencio del gobierno, ¡El grito del Indio Solari!”, tituló La Garganta Poderosa el comunicado emitido por el ex Patricio Rey. “Va mi apoyo y mi afecto sincero, para toda La Poderosa, para Ezequiel y para Iván, que me conmovió por su coraje, tanto como me conmovió su padre que respondió con la palabra exacta, cuando le preguntaron qué sentía: impotencia. Sí, impotencia, porque te cuesta la vida defender a tu hijo. Y la impotencia, para un padre, es algo muy jodido”, sostuvo el Indio.

Además, Solari recordó cuando fue torturado: “Siempre hubo torturas, en algunas épocas menos y en otras más. He vivido en carne propia cómo se siente estar en ese lugar, porque me dieron picana dos veces en la misma noche, mientras los presos pasaban a ver quién era yo, que estaba ahí por averiguación de antecedentes. Me salvó uno de ellos, cuando me dijo que no tomara agua porque me provocaba una electrólisis. Y por eso digo que sé cómo se siente la humillación de ver cómo hacen con vos lo que quieren. Porque sí, visité presos políticos muchas veces, pero también presos comunes, para poder entender que todo preso es político”.

“Torturaron a un pibe que, pobrecito, se habrá llevado el susto de su vida. No puedo imaginarme cómo debe ser tener 15 años y vivir durante horas toda esa humillación dolorosa y espantosa. Cuidado. Hay que tener mucho cuidado, cuando estas cosas empiezan a reflotar. Yo sé muy bien, porque los conozco, que ustedes atraviesan con frecuencia situaciones similares y también sé que no debe ser nada fácil tomar la decisión de contarlo públicamente, como lo hizo Iván. Hacen falta unos cojoncitos bien grandes, para decir eso ahí, donde aún habita la Prefectura, porque probablemente los trasladen a estos pelotudos, hijos de puta. Y aun así, vengan otros en su reemplazo”, subrayó el Indio.

También relacionó el accionar de las fuerzas de seguridad con la libertad que le da el gobierno: “Cuando un gobierno da piedra libre a la Policía para que haga lo que quiera, se pone difícil la vida, pero especialmente la vida de ustedes. No dejo de pensar en la tremenda injusticia que padecieron los pibes, cuando ese uniformado les cuestionaba si ellos podían o no podían tener una campera así… ¿Qué carajo les importa? ¿Cómo pueden inquirir a un chico de esa manera?”

En el mismo mensaje aprovechó para dar su opinión sobre el actual gobierno: “Cambió la mano, pero no es una mano que esté pendiente de la gente con más complicaciones. Es un gobierno de CEOs, de empresarios, que ven absolutamente todo de otro modo: ven estadísticas y cifras, aunque tampoco en eso les está yendo bien. Pero olvídense, esa gente no va a pensar nunca en ustedes, de manera generosa o respetuosa, porque creen que ustedes, los villeros, son un peligro. Y el peligro lo generan ellos, sometiéndolos a circunstancias sociales tan difíciles de sobrellevar, mientras vemos la tele gratis, porque les sirve para vender cosas”.

 

En otro comunicado, la Prefectura informó que “a raíz de los hechos ocurridos el 24 de septiembre del corriente, en cercanías a la villa Zavaleta, los efectivos involucrados han sido dados de baja de la institución”.

La Garganta Poderosa realizó esta tarde una conferencia de prensa y una misa celebrada por curas villeros para denunciar la persecución de los jóvenes del barrio por parte de las fuerzas de seguridad. Al mismo tiempo, la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, recibió a Ezequiel Villanueva Moya, de 15 años e Iván Navarro, de 18, los dos jóvenes atacados.

Comentarios