Flea, de Red Hot Chili Peppers, aprendió a tocar después de un grave accidente

No se asusten los fanáticos de la banda californiana, el incidente de Flea sucedió el año pasado pero en las últimas horas nos enteramos de la gravedad. A principios de 2015, Flea sufrió un accidente que le destruyó el brazo izquierdo y lo obligó a volver a aprender cómo tocar el bajo.

En una entrevista con Rolling Stone, el músico dio detalles del accidente que sufrió mientras hacía snowboard con Anthony Kiedis (vocalista de la banda) en Montana: “Estábamos bajando la montaña a toda velocidad, como a 80 kilómetros por hora, y de repente perdí el equilibrio. Mi brazo empezó a hincharse al toque. Me lo había quebrado en cinco lugares distintos”.

Además de las fracturas, Flea había sufrido daños en sus nervios. ¿El resultado? Una cirugía importante y seis meses de rehabilitación, además de tener que volver a ganar destreza con su instrumento: “Quería tocar una nota y me agarraba un dolor tremendo. Trataba de tocar las cosas más simples y mi mano simplemente no respondía. Sentí que decepcionaba a todo el mundo, porque no podíamos trabajar en el disco”.

Sin embargo, dicen que no hay mal que por bien no venga, y la banda aprovechó los meses de recuperación de Flea para replantearse el enfoque creativo del disco nuevo: fue ahí cuando decidieron que Danger Mouse fuera el productor del álbum en lugar de Rick Rubin, histórico colaborador de los Red Hot Chili Peppers. El nuevo álbum del grupo, The Getaway, saldrá a la venta este viernes.

Comentarios