Guns N’ Roses lanzaba hace 29 años el disco “Appetite for Destruction”

Seguramente Axl Rose no se imaginaba lo que su música generaría cuando su banda presentó el álbum “Appetite for Destruction” en 1987. En ese momento, el frontman de los Guns pasaba por una increíble etapa creativa que quedó reflejada en los temas de ese material y en varias canciones que quedaron afuera. Suena loco pensar que ese disco no tuvo espacio para incluir a “November Rain” y “Don’t Cry”, canciones que posteriormente se volvieron clásicos.

Con un presupuesto de algo menos de 400 mil dólares, la grabación se desarrolló desde enero de 1987. Al principio se pensó en Paul Stanley de Kiss y John Mutt Lange para producir el disco pero por diferentes circunstancias (querían cambiar canciones o pedían mucho dinero), el afortunado terminó siendo Mike Clink.

El lanzamiento del álbum produjo mucha polémica porque su portada original, basada en una pintura de Robert Williams, mostraba a una chica siendo violada por un robot. Esto generó grandes críticas, incluso MTV se negó a compartir videos de la banda. Por eso la cambiaron por una imagen que mostraba un crucifijo con los cráneos de los cinco miembros del grupo. Sin darse cuenta, el cambió fue más que positivo y esa portada se transformó en legendaria.

Sin embargo, eso no fue suficiente para la cadena de TV que continuó con su bloqueo. Finalmente, David Geffen, entonces presidente de Geffen Records, llamó a MTV y rogó que mostraran el video de “Welcome to the Jungle”. MTV accedió a mostrarlo solo un domingo a las 4 de la madrugada. La canción llegó a ser el tema más solicitado en apenas 24 horas.

En su primer año, “Appetite for Destruction” registró una venta de 500 mil copias. Un número bastante importante, pero el gran éxito estaba por llegar. El grupo continuó tocando sin parar y con las apariciones de los videos de “Welcome to the Jungle”, “Sweet Child O’ Mine” y “Paradise City”, explotaron las ventas.

El disco llegó al número 1 en Estados Unidos el 6 de agosto de 1988, más de un año después del lanzamiento. Las copias vendidas se dispararon desde ese momento y hasta hoy acumulan 18 millones en EE.UU. y más de 32 millones en todo el mundo. A casi 30 años de ese 21 de julio, volvieron a ser la banda internacional del momento.

Comentarios