(Video y letra) Gustavo Cordera: Ya no quiero castigo

Gustavo Cordera estrenó “Ya no quiero castigo”, la canción formará parte de su próximo disco que saldrá en septiembre.

Después de ausentarse un largo tiempo, el ex Bersuit vuelve a la escena musical con nuevo álbum. El próximo disco de Gustavo Cordera saldrá el 14 de septiembre y contará con 10 temas. Según un comunicado de prensa, las canciones tendrán “una gran carga emotiva y sentimental”.

Te puede interesar: Gustavo Cordera: “No puedo más, me siento angustiado, acorralado y pisoteado”

Para adelantar el nuevo material, esta semana Gustavo Cordera presentó “Ya no quiero castigo”. Se trata de un tema que refleja lo que vivió el músico luego de ser imputado por incitación pública a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones. El “Pelado” aseguró el año pasado que “hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente”. La lamentable conferencia, frente a alumnos de TeaArte, lo alejó de la escena pública.

Finalmente, Cordera decidió volver con todo y plasmar en canciones lo vivido en la última etapa. Sin embargo, su vuelta no está libre de polémica por la letra del tema y la imagen que lo acompaña. El nuevo disco será presentado oficialmente el 20 de octubre en Groove.

Gustavo Cordera: “Ya no quiero castigo”

Letra “Ya no quiero castigo”

Voy a alimentar mi mejor versión

con las mieles de mi corazón.

Hoy, la ingenuidad y la desnudez

me regresan hacia mi niñez.

 

Nadie puede darme lo que no me doy,

y me obstiné reclamando amor.

Esa fue mi cruz, me victimicé

y en la culpa jamás pude encontrar la redención.

 

Ya no quiero castigo por no hacer lo que debo,

no persigo verdades, porque soy verdadero.

No me quiero juzgar por prensar diferente,

yo no voy a vivir como diga la gente.

 

No me siento vencido por no llegar primero,

voy con la frente alta, mostrando mis agujeros.

Con todos mis errores encendí mi lucero,

y hoy me siento querido, porque ahora me quiero.

 

Aprendí a morir más de una vez

y a renacer en cada canción.

Soy una señal, una vibración,

por las venas, resonando voy.

 

Hoy puedo sentir mi fragilidad,

puedo bendecir tantas lágrimas.

Encontré un lugar, mi espacio azul,

donde nada volverá a reunirme con la cruz.

 

Ya no quiero castigo por no hacer lo que debo,

no persigo verdades, porque soy verdadero.

No me quiero juzgar por prensar diferente,

yo no voy a vivir como diga la gente.

 

No me siento vencido por no llegar primero,

voy con la frente alta, mostrando mis agujeros.

Con todos mis errores encendí mi lucero,

y hoy me siento querido, porque ahora me quiero.

 

Ya no tengo enemigos porque nada defiendo,

la bandera que alzo, no precisa argumentos.

Soy el agua de mar que cura tus heridas,

quiero tu bienestar, tanto como a mi vida.

 

Yo fui un libertador y también un payaso,

me creí por encima y conocí el fracaso.

Y, aunque a veces llegué a la cumbre más alta,

nunca me tuve a mí y ahora me hago falta.

Comentarios