Lemmy Kilmister sobre la heroína: “Es la droga más infame del puto mundo”

Una periodista dio a conocer una carta que el músico le mandó en 1994 como respuesta a una nota que ella había publicado en Metal Hammer sobre los peligros de la heroína. “Escribí acerca de las horribles consecuencias de tomar la droga más nefasta del mundo. La transformación de un adicto en una paria social mientras la droga domina su vida por sobre todas las cosas”, recordó Lang.

Además, confesó que el fax manuscrito que recibió de Lemmy en su momento la llevó “hasta las lágrimas”. Ahora, la periodista consideró que era un buen momento para dar a conocer esa respuesta: “Quiero compartir la carta de Lemmy con ustedes, y sé que él aprobaría esto”.

_lemmycarta

Este es el texto completo de la carta de Lemmy a Pippa Lang en 1994:

“Felicitaciones por tu diatriba contra la heroína. Vengo diciendo lo mismo desde hace 20 malditos años, pero ellos siempre la tienen más clara; siempre aspiran, no se inyectan; siempre lo hacen sólo los fines de semana, y siempre te miran con sus estúpidos y astutos ojos de alfileres y te sonríen; y siempre mueren en una pileta llena de su propia sangre con embolias detrás de sus rodillas; y siempre te rompen el puto corazón; y es la droga más infame del puto mundo.

Y todos estos escritores la vuelven glamorosa, y no sé por qué. ¿Por qué es romántico volverte un asqueroso pequeño cabrón con heridas sin curar en todo tu cuerpo, sucio y pinchándote con una aguja de hace tres semanas y con los dientes que se te van cayendo? Tantos de mis amigos: 300, como mínimo. Un tipo fue a Piccadilly a comprar, realmente estaba dolorido y volvió al café en el que estábamos, entró al baño para ponerse bien, y dos minutos más tarde cayó hacia atrás derribando la puerta, con la cara negra, sus ojos perdidos, su lengua tan hinchada que no cabía en su boca. Algún bastardo le había vendido veneno de ratas, alias muerte segura, le sonrió, tomó su plata y lo dejó ir sabiendo lo que sucedería. Asesinato, ¿no? Y esa gente es con la que tratás. No, no y no. No seas bobo. No sólo decile que no; pateale la cara. Quiere destruirte la vida y probablemente la de todos los que conocés.

Sólo pensé en contarte esto.

Cariños, Lemmy”

 

Comentarios