“Pato Fontanet volvió a hacer música, es una manera de reintegrarse a la sociedad”

Pato Fontanet volvió a subirse a un escenario anoche en Córdoba junto a su banda. Antes del show, José Palazzo habló sobre el regreso de su amigo.

José Palazzo y Pato Fontanet comenzaron su amistad cuando el productor organizó el primer recital de Callejeros, después de la tragedia de Cromañón. A partir de ese momento la relación nunca se cortó. “En el penal de Ezeiza, cuando lo iba a ver, una de las cosas con la que le generábamos expectativas, era diciéndole ‘vas a salir, vas a tocar’”, contó el fundador de Cosquín Rock a La Nación.

El productor explicó que, cuando el bajista Cristian “Dios” Torrejón quedó en libertad, la banda empezó a ensayar. “Ahí comenzamos a preparar el regreso”, agregó. Fontanet, condenado a siete años de prisión por el incendio de Cromañón, salió de la cárcel el 2 de mayo pasado.

“En esta industria hay mucha gente inescrupulosa y en las redes sociales empezaron a salir fechas falsas de presentaciones de Don Osvaldo. Hasta se vendían entradas para shows inexistentes. Para cortar con eso comunicamos las fechas oficiales”, reveló Palazzo. Además, comentó que el músico “está contenido” en Córdoba y por eso “lleva muchos años radicado en esta ciudad”.

Te puede interesar: (Video) El “homenaje” de Chano a Los Redondos

También dio a conocer que en la última prueba de sonido había un clima muy especial: “Estaban todos muy felices. Esta vez, particularmente, no noté un estrés como sí sucedió en otros regresos. Fontanet y Torrejón gozan de libertad condicional, que es un derecho, porque cumplieron con el fallo. Volvieron a hacer música, que es una manera de reintegrarse a la sociedad”.

La previa del regreso de Pato Fontanet

Los cinco shows planificados originalmente de Don Osvaldo se convirtieron en diez. Palazzo, en una reunión informal con la jueza Vilma Bisceglia, le explicó que Fontanet “no tiene ninguna responsabilidad en la organización. Se le paga por cantar”.

“Le conté en qué consistía producir un espectáculo, cómo se arma la seguridad. En varias ocasiones me preguntó sobre cuál era la responsabilidad de Fontanet. Le repetí que se limitaba a subir a cantar en un determinado horario”, relató el productor a La Nación.

Planteó que el encuentro fue una manera de “descomprimir” la tensión y colaborar con la jueza. “Los músicos cobran su cachet. En algunos casos (no en el de Don Osvaldo) tienen participación en las utilidades, pero no en la organización”, afirmó.

Palazzo subrayó que ni Don Osvaldo ni ninguna de las bandas con las que trabaja “toma decisiones de producción. Las tomo yo. Pueden tener exigencias sobre cómo y qué quieren para arriba del escenario pero las decisiones de organización no les competen”.

Te puede interesar: Charly García y Pablo Lescano se juntaron para grabar un disco

El productor ratificó que la elección de la Plaza de la Música para el regreso se debió a que Fontanet está “más contenido en Córdoba. Y nosotros, la producción, nos sentimos más cómodos”. El operativo de seguridad generado para los shows se corresponde con el que se haría en un estadio de fútbol. “En el mismo escenario, para No Te Va Gustar se vendieron 5500 entradas mientras que para Don Osvaldo son 5000, 500 entradas menos, y con tres veces más de seguridad privada y cuatro veces más de policías y cámaras tres cuadras alrededor”.

Comentarios