Skay Beilinson: “En el show siempre hay un momento mágico que garpa toda la noche”

Eduardo Beilinson, en una reciente entrevista con Billboard Argentina, dialogó sobre el proceso de composición, las bandas que lo influenciaron y también elogió el cover que realizó una banda de rock nacional del tema “Oda a la sin nombre”.

Una característica de sus primeros discos solistas era que iba cambiando el nombre de su banda. En un momento fue “Los Seguidores de la Diosa Kali” y luego fue “Los Fakires”: “Lo cambiaba porque no quería estar atado a nada, y eran discos nuevos donde pasaban cosas nuevas. Cada disco es un juego distinto y no hay que remitirse a lo que ya fue. Pero ya se me pasó ese berretín”, argumentó Skay.

“Todo el tiempo estoy componiendo. Me fascina ese proceso creativo. Tal es así que había terminado el disco pasado, La luna hueca, y ya tenía unas ideas sobre las cuales quería laburar. Yo primero grabo los demos acá, en casa, en un portaestudio. Después voy al estudio para hacer una nueva interpretación de los temas”, explicó el ex guitarrista de Los Redondos.

Lee también: Skay festejó sus 65 años con un gran show en Uruguay

Sobre el ritmo de los ensayos el músico subrayó que “como venimos tocando más o menos seguido, con tres o cuatro ensayos llegamos bien al show. Pero también estamos ablandando los temas nuevos e incorporando arreglos; siempre hay cosas para hacer. También hay que ver cómo reaccionan los temas uno detrás de otro. Es curioso eso, porque hacés una lista de canciones y de pronto las tocás y parece excesivamente lento, pero es debido a la manera en que quedan ubicadas en la lista”.

También comentó cómo se arman las listas: “A veces las armo yo, a veces Poli, y a veces van sugiriendo cosas los músicos. De todas maneras, el último toque se lo doy yo, porque como tengo que cantar, me fijo si voy a necesitar un tema más tranquilo después de uno que requiere mucho aire”.

Lee también: ¿Skay le dedicó un tema al Indio Solari en su último disco?

“Me influenció mucho Zeppelin. Mis referentes son los Beatles, los Stones, Zeppelin, Hendrix y Pink Floyd. Si tuviese que nombrar cinco, con esos estoy hecho. Después hay otros más, pero con esos cinco tengo un piso importante”, reconoció Skay.

Además, confesó que los Beatles fue lo primero que escuchó: “Supongo que los habré escuchado por la radio, en un programa que se llamaba Beatlemanía, en una radio uruguaya. Pasaban a los Beatles y era una gloria, con un sonido alucinante. Ellos realmente nos abrieron la cabeza. Creo que justo había toda una generación esperando su momento para estallar y ellos dieron el puntapié inicial que despertó una creatividad como pocas veces en la historia. Y del siglo XX, ni hablar”.

Lee también: Según Rocambole, “es posible” que el Indio y Skay se puedan reconciliar

“Yo estoy formateado en esa época. Para mí es fundamental tener un tiempo para las cosas. ¡Un disco lo escuchabas 60 veces! En cambio, hoy todo es tan fugaz en la era del zapping, que por ahí escuchás un tema y no lo volvés a poner nunca más. Yo todavía tengo el formato del CD”, comentó Beilinson acerca de las nuevas teconologías.

También confesó que el año pasado estuvo en varios shows y resaltó el concierto que dio en nuestro país una banda extranjera: “Vi a Rammstein, que nunca la había visto, y me pareció muy impresionante. Ese mismo día tocaba Marilyn Manson, que me gusta muchísimo, pero me quedó muy deslucido después de Rammstein, que era una especie de Cirque Du Soleil hecho rock industrial, con una perfección alemana muy buena. Disfruté mucho también del show de los Rolling Stones, los fuimos a ver al Uruguay y fue realmente impecable, se escuchaba muy bien y tocaron muy bien. Fue hermoso porque era cerrar los ojos y poder viajar con la música de ellos, y de pronto abrir los ojos y estaban ahí, intactos. Fue asombroso”.

Lee también: Mirá el encuentro entre Caruso y Skay, el ex “baterista de Los Redondos”

Con respecto al cover que hizo El Bordo de “Oda a la sin nombre” reconoció que “fue una grata sorpresa. Es una muy buena versión y la canta muy bien, me encantó. Incluso [Ale Kurz] me dijo que la hacían un poco más rápido, y queda muy bien con el tempo aumentado”.

Además, reveló que hay ciertas bandas con las cuales le resulta más fácil poder tocar con otras bandas pero explicó que no se siente muy a gusto: “Para colmo, yo tengo una presencia importante y sé que si entro, quizás opaco a los demás y sólo se va a hablar del tema en que tocó Skay”.

¿Cómo aguanta el desgaste y el cansancio de los shows? “Quedo cansado, sí, pero la pasamos bien y al mismo tiempo me cargo de energía. No me ha tocado dar un recital desastroso que te pone de mal humor. En el show siempre hay un momento mágico que garpa toda la noche”, sentenció Skay.

Lee la entrevista completa.

Comentarios