Una banda argentina se quedó sin baterista: “Me humillaron, hasta acá llegué”

En las últimas horas se viralizó en Facebook una carta de Eugenio Cerezo, baterista de Pier, donde explicó las razones de su alejamiento de la banda platense. “Me jugaron sucio mis propios hermanos una vez más. Es una situación lamentable y muy triste”, subrayó el músico. Vale la pena recordar que Eugenio se sumó al grupo en el 2000.

eugenio cerezo

“Me humillaron como persona y como profesional, todo tiene un límite y yo hasta acá llegué”, disparó el menor de los hermanos Cerezo. Además explicó los motivos que lo llevaron a pegar el portazo: “En un principio me sacaron de todo tipo de decisiones y participación en la banda luego a eliminarme de las imágenes en las redes sociales oficiales de la misma y por último me enteré que están ensayando a escondidas mío y de todos con otro baterista en otra sala que no es la nuestra. Nunca me lo dijeron sólo dejaron de responder mis mensajes”.

Casi al mismo tiempo la banda confirmó en Facebook la noticia: “Queremos comunicarles que Eugenio no continuará formando parte de la banda. Es una situación muy triste para todos y no la estamos pasando nada bien”. Además, anunciaron que “los compromisos asumidos van a seguir en pie y vamos a poner todo de nosotros para que la leyenda continúe. El recital de este sábado en San Justo va a ser el mas difícil de nuestra sacrificada carrera Los esperamos a todos con nuestro renovado compromiso y nuestro amor por la música para Seguir Latiendo juntos”.

El comunicado completo de Eugenio:

El tiempo me dará la razón y como se dieron las cosas no habrá que esperar mucho tiempo…

Se tornó un sistema de trabajo autoritario, egoísta y oscuro con el cual no estaba de acuerdo y eso molestaba. Por suerte ya no formo más parte de todo eso que en los últimos años fue empeorando y me estaba haciendo muy mal. Me costaba mucho ir a ensayar y mucho más disfrutarlo. El único momento que la pasaba bien era cuando tocaba en vivo. Aguanté hasta donde pude porque eran más fuertes los sentimientos que la razón. Me humillaron como persona y como profesional, todo tiene un límite y yo hasta acá llegué. En un principio me sacaron de todo tipo de decisiones y participación en la banda luego a eliminarme de las imágenes en las redes sociales oficiales de la misma y por último me enteré que están ensayando a escondidas mío y de todos con otro baterista en otra sala que no es la nuestra. Nunca me lo dijeron sólo dejaron de responder mis mensajes.

Me jugaron sucio mis propios hermanos una vez más. Es una situación lamentable y muy triste por lo menos para mí. Las personas que nos conocen saben cómo se manejan ellos y como me manejó yo. Me gustaría ser más extenso, sin embargo cuando uno va con la verdad no tiene que dar muchas explicaciones, de eso se ocupa el tiempo como bien dije al principio.

Me llevo los mejores recuerdos de todos los músicos que con los que compartí escenarios y grabaciones, así también de sonidistas, iluminadores, asistentes, managers, productores, ingenieros de grabación y todo tipo de colaboradores que a los largo de estos casi 18 años tuve el placer de compartir este viaje.

También al público que con su aliento único me hicieron vibrar y emocionarme del primer al último show.

Me voy tranquilo porque sé que deje todo de mí y eso nadie me lo va a poder quitar.

Agradezco a mi mujer, mis hijos y mis amigos que me están apoyando en este momento de tanta tristeza.

Gracias a todos!!!

Prefiero morir de pie a vivir arrodillado.

Comentarios